ANALOGÍAS Y DIFERENCIAS POLÍTICAS ENTRE 1978 Y 2018

Cuatro décadas después, algunos elementos del sistema original de partidos siguen vigentes.

Este año se cumplen cuatro décadas de la promulgación de la Constitución de 1978. Esta norma entró en vigor durante la Legislatura Constituyente, cuyo sistema de partidos presentaba algunas similitudes con el actual, aunque también distinciones.

En lo referente al capítulo de analogías generales, observamos como entonces y hoy existen cuatro partidos de ámbito estatal cuyo protagonismo es notable y que ocupan el espacio de izquierda alternativa, socialdemócrata, centrista y conservador. Asimismo, el centro nacionalista vasco y catalán tenía su cuota de protagonismo, mientras que la izquierda independentista de esos territorios estaba también representada.

En lo que respecta al apartado de diferencias, el nivel de poder socioelectoral era diferente al actual en cada una de las cuatro esferas ideológicas de ámbito estatal. Por otro lado, el sistema de partidos era bipartidista imperfecto, mientras que el actual es, con matices, tetrapartidista.

Si comparamos al Partido Comunista de España (vieja izquierda alternativa) con Unidos Podemos (nueva izquierda renovadora), vemos como el discurso posmaterialista (democracia interna, regeneración institucional, ecologismo, feminismo, etc.) era mucho más escaso en los eurocomunistas de 1978. Además, no había ningún tipo de relación jurídico-electoral entre el PCE y la izquierda nacionalista periférica -con la excepción del PSUC-, pues en ese momento en los comunistas imperaban las tesis de centralización organizativa y de distanciamiento respecto a cualquier tipo de nacionalismo. Además, el PCE entonces aceptaba la forma de Estado monárquica por conveniencia, mientras que las confluencias defienden un referéndum para decidir entre república o monarquía. La diferencia más significativa entre ambos es el apoyo del PCE al régimen de 1978, en contraposición a la izquierda rupturista actual. En cuanto a resultados, el PCE había logrado 20/350 diputados en 1977, mientras que UP posee 71.

En el caso del PSOE, este es posiblemente el partido que menos diferencias electorales presenta entre la Legislatura Constituyente y la actual, la XII. Hoy PSOE-PSC-NC tiene 85/350 congresistas, frente a los 118 de PSOE-PSC de 1977, entonces marxista. Al igual que los comunistas de la época, los socialdemócratas estaban alejados de temas relacionados con los derechos civiles, y más preocupados por la nueva configuración de la estructura política y económica de España.

Unión de Centro Democrático -una centrista alianza entre parte de la socialdemocracia y del conservadurismo, democristianos y liberales- era el partido gobernante en 1978. Sus 165 diputados contrastan con los 32 actuales de Ciudadanos. Las principales diferencias entre ambos se perciben por un lado en el nivel de homogeneidad interna (a diferencia de C´s, UCD tuvo siempre divisiones interiores) y, por otro, en la relación con los nacionalismos periféricos: mientras que UCD fue copartícipe del proceso de creación de las Comunidades Autónomas, los naranjas se oponen al aumento del autogobierno de estas y su discurso contra los partidos nacionalistas centrífugos es muy duro. Asimismo, los de Rivera se forjaron en parte a partir de sectores españolistas de PSOE y PP; en cambio, tras la disolución de UCD (1982), algunos de sus exmilitantes se marcharon a las catalanista y galleguista, respectivamente, CiU y a Coalición Galega. Por otra parte, en materia económica Ciudadanos es más liberal que los de Suárez, cuya concepción era más proteccionista por influencia franquista, democristiana y socialdemócrata.

En cuarto lugar, AP y PP-UPN-FAC-PAR presentan enormes diferencias de poder a favor del segundo (16 vs 137). El primero era abiertamente franquista dentro de una concepción monárquica, católica, centralista y claramente conservadora (hasta 1982 eran partidarios de una democracia limitada). El PP actual, en cambio es un partido conservador con bastantes matices, pues acepta plenamente la Constitución de 1978 (recordemos que una parte de AP votó en su día en contra), no ha modificado prácticamente la legislación progresista de Zapatero y es partidario del sistema democrático-representativo, de la aconfesionalidad del Estado y del sistema autonómico.

En lo que se refiere al resto de partidos, el peso parlamentario y social de ERC es bastante mayor hoy en día (1 vs 9), en contraposición con el centro-derecha catalanista. Así, PDC obtuvo 11 escaños frente a los 8 del PDeCAT. El centrista y vasquista PNV por su parte presentaba una ideología parecida a la actual, pero un mayor apoyo entonces (8 vs 5).

Fuera del arco parlamentario estaban y están los extremistas ideológicos de derecha e izquierda. Aunque cabe mencionar que meses después, en las elecciones que dieron paso la I Legislatura, Unión Nacional (derecha alternativa) logró un congresista: Blas Piñar.

En conclusión, a finales de los 70 dominaban las fuerzas más próximas al centro político. En la actualidad las fuerzas electoralmente más exitosas siguen siendo también las más cercanas al 5/10 en una escala izquierda/derecha. No obstante, Ciudadanos se ha visto últimamente frenado por el éxito socialista en la aprobación de la moción de censura, así como en la elección de Casado como líder popular. Habrá que ver si el peso electoral naranja se consolidará y crecerá o si, en contraposición, es solo coyuntural.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *