Si Errejón antepone el regeneracionismo y una "transversalidad flexible" a una visión de "izquierda clásica" en su nuevo proyecto político, su hipotético partido podrá resultar electoralmente exitoso y útil para España.

Antes de proceder a la redacción de este artículo, querría concretar que lo hago a nombre propio mío (Adrián Rosales) y no de Polileaks. Comento esto, ya que admito mi simpatía a día de hoy hacia el proyecto errejonista, y uno de los principios de este blog es el de independencia y neutralidad política. Como podrán apreciar, mi enfoque es claramente de asesoría politológica sobre qué factores pueden redundar en el éxito de este proyecto, respetando una órbita ideológica concreta.

Los últimos acontecimientos de la política española dibujan un escenario de posible repetición electoral para noviembre de 2019. La consumación de esta hipótesis podría dar lugar a la extensión del proyecto errejonista, de centro-izquierda, a la esfera nacional en forma de un nuevo partido político.

            ¿Cómo sería el punto de partida de esta nueva organización en noviembre? Hagamos un análisis DAFO al respecto (1. Debilidades 2. Amenazas 3. Fortalezas 4. Oportunidades):

  1. Nula implantación territorial más allá de Madrid, el hecho de que Errejón todavía es visto como un político de izquierda clásica más el carácter centrista de los españoles en el eje izquierda-derecha (4,74/10, según el CIS de mayo de 2018).
  2. La dura competencia a su derecha (PSOE) y a su izquierda (UP) más el carácter semiproporcional del sistema electoral español.
  3. La mejor imagen relativa hacia Errejón por parte de la opinión pública española, la naturaleza concertadora de su discurso en los diferentes temas, la importante presencia mediática con la que contarían en una campaña electoral, la ausencia de escándalos, la independencia respecto a lobbies/gobiernos más los posibles apoyos territoriales confederales con los que contarían.
  4. La posibilidad de incluir la regeneración política, económica y social de corte transversal como eje novedoso del discurso, frente al clásico y repetido de derecha/izquierda; la oportunidad de articular un discurso españolista plurinacional; la opción de construir un regeneracionismo sensato, ajeno a radicalismos; más el deterioro de la imagen de PSOE, UP y Cs tras el desacuerdo respecto a la investidura de Sánchez entre los dos primeros más el no permanente de Rivera a este último.

            En vista de estos datos, si un partido errejonista se presentase a las elecciones, posiblemente conseguiría varias decenas de diputados, pero quedando muy lejos de la primera posición. Esta última variable está descartada -incluso en la mejor de las circunstancias para el errejonismo-. No obstante, si Más País (en caso de que así finalmente se denomine esta futura formación) opta por un sistema organizativo eficiente y lleva a cabo una revisión de su discurso hacia otro más pragmático y transversal, teniendo siempre como eje un regeneracionismo transversal (aunque más rojo que azul, teniendo en cuenta el carácter de las bases y de buena parte del target electoral) inclusivo, y siempre que resulte aceptable entre sus bases, sus resultados podrán maximizarse.

            Por regeneracionismo comprendemos la doctrina que preconiza la mejor calidad de vida, institucional y ambiental, lograda a través de procedimientos éticos y meritocráticos.

            Entonces, ¿sobre qué pilares podría fundamentarse dicho éxito? Antes de responder a esta cuestión, quiero dejar claro que aquí no redactaré aquello que a mí personalmente me atraiga, sino lo que en términos electorales creo que resulta más pragmático como politólogo, dentro de unos parámetros ideológicos aceptables:

  1. A) ORGANIZACIÓN INTERNA

            -Integración de las distintas sensibilidades

            -Votación de los temas más relevantes por parte de la militancia

            -Elección democrática de los candidatos a parlamentarios

            -Ausencia de amiguismo

  1. B) COMUNICACIÓN EXTERNA

            -Uso de lenguaje respetuoso por parte de los miembros del partido

            -Atención a todos los periodistas, en contraposición al habitual desprecio que muestran muchos políticos hacia estos profesionales

            -Uso, en la medida de lo posible, de un lenguaje humilde y sincero

            -Reconocer públicamente, y en su caso, los errores cometidos

            -Transmitir a la población que lo importante es la calidad social y ambiental por encima de derechas o izquierdas

  1. C) ÉTICA ORGANIZATIVA

            -Aplicación de un estricto código ético: dimisión forzosa ante cualquier imputación judicial

            -No recepción de donaciones privadas

            -No petición de créditos bancarios

            -Prohibición de puertas giratorias a los miembros del partido

  1. D) RECURSOS HUMANOS

            -No selección de aquellos posibles militantes que posean malas conductas documentadas

            -Sufragio pasivo interno solamente de miembros que cumplan con un determinado CV y que carezcan de cualquier tipo de mala conducta evidenciada

  1. E) PROGRAMA POLÍTICO

            *ESTRATEGIA IDEOLÓGICA

            En mi opinión, lo mejor -en términos de conjugación de la eficiencia electoral con la estabilidad interna- que podría hacer Más País sería optar por un regeneracionismo transversal, aunque contenedor de propuestas que encajen más en el espectro político rojo, pero sin olvidarse de elementos derechistas que pudieren resultar útiles. Se tratará así de romper con los prejuicios o rigideces ideológicas que muchas veces observamos en los partidos políticos y que resultan molestos a buena parte de la población, además de ineficientes desde el punto de vista de la búsqueda de soluciones a nuestros problemas.

            Por otra parte, si Más País llegase a existir, tendría la oportunidad de demostrar que se pueden hacer importantes reformas -o incluso un cambio de régimen político hacia otro más democrático y meritocrático- sin caer en radicalismos de derecha, izquierda o libertarios, pues el enfoque sería cleptocracia/transparencia. No hay que olvidar que Errejón, como todos los que pasaron alguna vez por Podemos, son herederos del 15-M, un movimiento que pretendía anteponer la regeneración de la vida social y política de nuestro país frente a los clásicos discursos socialistas.

            Por otro lado, podríamos pensar que esta estrategia ya la recoge la socioliberal UPyD. Pero no es menos cierto que el partido magenta ha adoptado un discurso virulento contra el nacionalismo periférico. En este sentido, el futuro partido errejonista tiene la oportunidad de anteponer la conciliación al enfrentamiento.

            Por otra parte, opino que sería un error defender en voz alta el feminismo (incluso aunque se hagan propuestas claramente feministas), ya que tiene mala prensa entre buena parte de la población.

            Asimismo, es importante tener en cuenta, como señalaba Aitor Esteban (PNV) en el debate de investidura de Sánchez (2019) que es preferible ir de nube en nube que asaltar el cielo.

            *Organización e identidad territorial

            En mi opinión, conjugar el españolismo/iberismo con la defensa de las identidades autonómicas y locales es perfectamente compatible. Recordemos que el carlismo -desde una óptica tradicionalista- ya lo logró en su día. Más País tiene la oportunidad de lograrlo desde un discurso cívico-republicano. Para ello, debe desmarcarse de la tradicional asociación de la identidad de España a elementos propios de Castilla y Andalucía (Real Madrid, tauromaquia, idioma castellano, copla, etc.) y exaltar otros que sean comunes a todos los españoles o ibéricos, según el enfoque que pretendan darle, a la vez que exalten igualmente las identidades regionales y locales. Por poner un ejemplo, hoy en día si te sientes españolista y europeísta a la vez nadie ve incompatibilidad. Pues lo mismo podría transmitirse, pero en dirección vertical descendente.

            Desde el punto de vista del problema catalán, la solución más eficiente sería la de la defensa de la aplicación del artículo 92 (posibilidad de convocatoria de un referéndum no vinculante para toda España), de tal manera que se pueda conocer qué defienden los catalanes al respecto sin molestar al españolismo castellanista, mayoritario en relación a este tema en el conjunto de nuestro país.

            Por último, compensa más defender el actual stato quo autonómico a una reforma federal; pues si se lleva a cabo esta última, apenas habría cambios más allá de la nomenclatura y el conflicto político estaría asegurado.

            Se debe, en definitiva, transmitir una verdadera armonía entre la unidad y la autonomía.

            *Política económica

            Lo más útil y eficiente aquí sería la defensa de una socialdemocracia renovada y verde dentro de una economía social de mercado, es decir:

            -Defensa de un Estado del Bienestar sólido (de plena calidad: sin recortes), pero sostenible (aplicación de muy leves copagos educativo, sanitario y farmacéutico)

            -Fiscalidad progresiva y efectiva

            -Equilibrio presupuestario

            -Reducción de las subvenciones

            -Apuesta clara por la transición ecológica y por sectores renovables y respetuosos con el medio ambiente

 

            *Hacienda

            Estos temas apenas o nunca son mencionados por los partidos. Más País vería aquí una oportunidad para darse a conocer también como un partido innovador:

            -Prohibición de los pagos en efectivo de más de cincuenta euros, así como de los billetes igual o superiores a esa cantidad, con el fin de luchar contra el fraude

            -Aumento del número de inspectores fiscales

            -Legalización de las drogas blandas y de la prostitución voluntaria, revisando que así sea esta última

            -Revisión de las ventajas fiscales que tienen las grandes empresas

            -Eliminación del cupo vasco y navarro: el Estado aumentaría sus ingresos y Errejón rompería con la idea de que la izquierda defiende los privilegios de las CC.AA. ricas

            *Educación e I+D

            Este capítulo sería menos visible a corto plazo, pero útil si las medidas dan sus réditos a largo plazo:

            -Situar las partidas financieras en estos capítulos en la media de países de la OCDE

            -Apuesta por la enseñanza pública

            -Fomentar las ramas técnicas FP en detrimento de facultades universitarias poco eficientes

            *Política laboral

            Aquí los cambios serían menos perceptibles por el electorado:

            -Revisión de los aspectos jurídicos más polémicos de la reforma laboral

            -Aumento del número de inspectores de trabajo

            *Cultura

            Aumento de las penas contra la piratería cultural, con el fin de defender a este sector y de aumentar las arcas del Estado. Asimismo, perseguiría más contundentemente las descargas ilegales. A cambio eliminaría totalmente los privilegios de la SGAE.

            *Derechos civiles

            Defensa de la eutanasia, de la derogación de la Ley Mordaza y mantenimiento de la legislación actual al respecto sobre aborto, homosexualidad, igualdad, etc.

            No obstante, sí defendería a ultranza el principio de justicia universal y, por otro lado, modificaría muy levemente la Ley Integral contra la Violencia de Género únicamente para igualar jurídicamente al varón a la mujer en esa norma (es un tema que, guste o no, crea bastante polémica hoy en día, y podría atraer a votantes de Ciudadanos). A cambio, aumentaría las partidas financieras contra esta lacra.

            Relación con las religiones

            Se buscaría atraer aquí a un amplio electorado que iría hasta el centro-derecha:

            -Revisión de los privilegios más sangrantes en favor de la Iglesia católica, a la vez que se aumentarían las partidas a Cáritas (lucha contra la pobreza, a la vez que atracción de votantes católicos, desde un enfoque socialista cristiano moderado que se podría conjugar)

            -Reconocimiento de las raíces católicas de España, a la vez que se critican duramente las conductas y postulados más controvertidos de la Iglesia católica

            -Fuerte rechazo del islam, religión criticada por la gran mayoría de españoles

            *Propuestas regeneracionistas y tecnocráticas en el ámbito institucional:

            Si el partido de Errejón insiste en ello, adquiere una marca identificativa. Este aspecto es tan importante tanto en el plano político como en el empresarial:

            -Defensa de la independencia real del poder judicial y del acceso a las altas esferas judiciales -así como a RTVE, Fiscalía General del Estado y TC- mediante criterios estrictamente meritocráticos

            -Aumento de la oferta pública de empleo de jueces y fiscales

            -Defensa de criterios meritocráticos (concurso de méritos) en el acceso a los cargos públicos inferiores a ministros, evitando así que la administración se convierta en un coto privado de partidos políticos.

            -Obligación por ley de que todos los partidos celebren primarias y elijan a todos sus candidatos (candidato principal y secundarios) de modo democrático y no por nombramiento

            -Prohibición de las puertas giratorias

            -Limitación de mandatos a todos los cargos públicos

            -Prohibición a los partidos políticos de recibir donaciones empresariales

            -Prohibición a los partidos de solicitar créditos

            -Revisión de los privilegios de los dirigentes de la SGAE

            *Racionalización administrativa:

            Sería una continuación del apartado anterior y las propuestas serían también bastante novedosas:

            -Limitación por ley del número de cargos públicos, así como del gasto político

            -Eliminación del Senado, Diputaciones y Consejo de Estado

            -Ley de Financiación Autonómica y Local -así como gestión de la misma- elaborada únicamente por funcionarios que atenderán a criterios exclusivamente técnicos, evitando así amiguismos políticos que benefician a unos territorios frente a otros

            -Separación clara entre las competencias exclusivamente estatales y las que ostentan o pueden llegar a poseer las CC.AA. y municipios, y establecimiento de un techo competencial para las entidades subestatales

            -Proposición de los gobiernos comarcales frente a los municipales, para así ahorrar gasto

            -Eliminación de aeropuertos ineficientes

            *Política exterior e inmigración:

            -Mantenimiento aproximado de los esquemas actuales de política exterior (UE, OTAN) e inmigración, para evitar conflictos políticos innecesarios

            -Defensa, por cuestiones de humanidad, del derecho de asilo

            -Compromiso de ayudar al 3º Mundo aportando un 0,7% del PIB: sería justo y bien visto por muchos de los potenciales votantes

            *Sistema electoral:

            Los siguientes puntos pueden ser útiles sociopolíticamente y aceptables por buena parte de la población, especialmente el segundo, si atendemos al actual contexto de bloque político:

            -Circunscripción autonómica

            -Defensa de la elección directa del presidente del Gobierno, diferenciando claramente las competencias del parlamento y del ejecutivo

            *Condena de todas las formas de terrorismo, así como de todas las dictaduras:

            Si se aplica este principio, la idea transmitida a la sociedad sería muy positiva, por ver a este partido como justicialista, sensato y no sectario. En este sentido, propondría, en el caso español, la derogación de la Ley de Amnistía (1977).

            *Aceptación de los aspectos más positivos de la derecha política:

            Este apunto haría a Más País completamente distinta del resto de fuerzas, al demostrar sensatez y primacía de la mejora social por encima del sectarismo ideológico:

            -Defensa de la Ley de Desahucio Exprés contra la okupación, y extensión de la misma a empresas privadas, actualmente desprotegidas. Insistiría en que la defensa de la propiedad privada es un principio fundamental en cualquier Estado de Derecho.

            -Defensa de un aumento de supuestos de prisión permanente revisable: sería justo, efectivo en términos de seguridad y además estaría muy aceptado por la gran mayoría de españoles. La cárcel debe tener una función de prevención de delitos por encima de la reinserción: este punto se podrá transmitir a la población y gustará mucho.

            -Aumento del tiempo en prisión respecto a la condena para aquellos presos con malas conductas en las cárceles

            -Endurecimiento de la Ley de Responsabilidad Penal del Menor: se podría hacer una regla de tres para calcular la pena justa, tomando como referencia la edad del delito en comparación con la edad adulta y la pena que correspondería en tal caso a un mayor de edad

            -Consideración de autoridad a todos los empleados públicos

            -Aumento de la inversión en FP Básica y establecimiento de esta a partir de los 14 años, en vez de los 15 actuales.

            -Limitación del número de inmigrantes ilegales y control del grado de uso del servicio público por parte de estos. No obstante, les permitiría atención sanitaria por cuestiones de humanidad

            En conclusión, todas estas medidas tienen como eje central la regeneración económica, política y social frente a una idea de izquierda clásica. No obstante, priman las ideas rojas frente a las azules, pero siempre desde una perspectiva flexible, abierta y heterodoxa.

            Pienso honestamente que la aplicación de estos principios podría hacer crecer notable al futuro partido de Errejón, aunque sin llegar a ser la primera fuerza política de España.

¿Te ha gustado? Compártelo!